¡Nos sumamos!

Posted on 18 octubre, 2016 with 0 comments

globo-cancer

Cáncer, la palabra que nadie quiere escuchar y en cambio se escucha tantas veces… Y cada persona que la escucha comienza un proceso personal y diferente pero con algunas características comunes. Hay algo que cambia en la persona y en su entorno tras ese diagnóstico. En primer lugar se suele producir una cascada de emociones, miedo, rabia, tristeza,… todas juntas y revueltas muchas veces. A estas emociones se suelen unir en cuanto pueden preguntas, muchas, ¿por qué a mi?, ¿me voy a morir?, ¿lo voy a aguantar?, ¿mi familia lo aguantará?,…

Tras el impacto inicial del diagnóstico comienza el camino. Un camino médico, de pruebas, cirugías, tratamientos de quimioterapia, de radioterapia, hormonoterapia,… y en paralelo hay otro camino personal. Este último consiste en un proceso de reajuste masivo a una nueva realidad, una realidad donde la persona está enferma.

Y en ese camino la persona se va encontrando con algunas de las siguientes palabras:

  • Pérdidas: Cuando el diagnóstico de cáncer llega suele traer consigo pérdidas, en primer lugar y principal, la salud. Además, a veces se pierde una parte (enferma) del cuerpo, un pecho, parte del colon, un pulmón,… otras veces el tratamiento se lleva (de manera temporal) algo con él, el pelo, las ganas de comer, la energía,… A veces la enfermedad se lleva también personas, se pierden amigos, o se lleva el trabajo, o nuestra tranquilidad. Y es que el cáncer en si mismo es un proceso de pequeños duelos por los que va pasando la persona en cada despedida. Y es importante despedirse de lo que efectivamente se está perdiendo, tanto si es de manera definitiva como temporal. Es parte del camino.
  • Roles: La enfermedad suele venir acompañada por una etiqueta. El peso que se le da depende de cada persona, pero con esta nueva etiqueta se inicia un proceso de cambio de rol. De padre de familia a enfermo, de madre todoterreno a luchadora, de hermana divertida a hermana que necesita cuidados,… Lo importante del encuentro con esta nueva situación es saber que al final del camino hay otro cambio de rol a la vista, de enfermo a superviviente.
  • Cambios: La vida cambia, de manera temporal, pero hay cambios. Se pasa más tiempo en el hospital, se deja de trabajar,… Hay que reorganizar planes y priorizar tareas. 


globo

  • Control: Puede aparecer cierta sensación de pérdida de control. De pronto hay gente con bata blanca que toma decisiones sobre la vida de la persona con esta enfermedad. Pone horarios, pauta medicación, pincha, opera, aconseja sobre lo que se puede y no se puede hacer,… y parece que la persona deja de controlar su propia vida. Quizá la mirada ahora se deba dirigir a lo que se sigue controlando, la manera de afrontar el diagnóstico y tratamiento oncológico. La actitud, el autocuidado, las personas que van a estar acompañando, estos son algunos ejemplos de aspectos que sí puede controlar el propio paciente.
  • Resiliencia: En situaciones complicadas, como es afrontar un diagnóstico oncológico y sus tratamientos, esa resistencia y capacidad de adaptación hacen que se abra una oportunidad de aprendizaje, de crecimiento y la posibilidad de salir reforzado tras recorrer este camino.

Hoy, 19 de octubre, Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, queremos caminar a vuestro lado, tendiendo manos por si las necesitáis, porque no estáis solos, porque JUNTOS SOMOS MÁS FUERTES, nos sumamos al rosa.

Os dejamos el making of de “Voces” la canción que Ruth Lorenzo en el marco del proyecto “Por ellas” de Cadena 100 a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer.

 

Tags: Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, Emociones, Pacientes, Psicología, Resiliencia, Salud, Vida

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies