La tiranía del pensamiento positivo

Posted on 25 octubre, 2016 with 0 comments

Resultado de imagen de positivo

Hace unos días escuché a alguien decir que por la noche, al acostarse, necesitaba sentirse bien con lo que había hecho, pensado y sentido a lo largo del día para encontrarse en paz, para sentirse bien. ¿Qué pasa entonces cuando lo que sientes no te hace sentir bien?

No sé si esta es una pregunta muy habitual, pero me parece que, en un mundo en el que reinan las frases bonitas, positivas y casi hasta mágicas allá donde uno mire (hasta en los paraguas), resulta sencillo sentirse fuera de lugar cuando uno mire donde mire no encuentra esa felicidad, positivismo y fuerza hercúlea para afrontar no ya problemas o desgracias, sino los retos cotidianos del día a día. ¿A dónde hemos relegado el malestar, la disconformidad y toda suerte de emociones negativas?

Sentirse mal no está de moda. Ya no digamos frustrado, rabioso, desencantado, triste o simplemente desilusionado. No. Hay que estar bien, y al mal tiempo, buena cara. Como si nos olvidáramos de que toda situación tiene dos caras, la buena y la mala, en la que ganas y en la que pierdes. Lo mismo ocurre con las emociones. ¿Y qué significa estar bien?, ¿es la mera ausencia de malestar?, ¿o quizá baste con mirar hacia otro lado, pronunciar alguna frase del gurú de la felicidad de turno, y así todos nuestros problemas desaparecen?

Resultado de imagen de hay que ser positivo

A veces parece que imponemos el pensamiento positivo en nuestra sociedad. Equivocando optimismo con hedonismo, cerramos la puerta al malestar natural que debe surgir ante cualquier desegaño, problema o mala noticia que afrontemos, perdiendo así la oportunidad de simplemente superarlo, de vivirlo, de aprender y de crecer; argumentos que no por manidos pierden su sentido y su fuerza.

Cuando una persona, cualquiera de nosotros, se enfrenta a un diagnóstico de cáncer o afronta un duelo, ¿cuántas veces no habremos escuchado, o dicho, sé fuerte, sé positivo, tienes que tirar para adelante?, como si esa pérdida o el miedo causado por una enfermedad grave, por ejemplo, fueran de elección propia, como el médico, cuando en realidad lo que se está sintiendo y pensando, no solo es natural sino necesario también. Necesario para poder afrontaro y con ello, gestionarlo, elaborarlo que lo llamamos los psicólogos.

En tales circunstancias, y otras tantas más sencillas (trabajo, familia, amigos…), lo que podemos encontrar es culpabilidad. Culpa por no estar haciendo lo suficiente, por no sentirse como se supone que se tiene que sentir uno en esos momentos (¿y cómo se tiene que sentir uno ante la pérdida de un ser querido?, ¿o cuando el trabajo no resulta satisfactorio?) o quizá por no seguir los eslóganes motivacionales que están a la orden del día. En definitiva, por rechazar y tratar de eliminar por las buenas cualquier síntoma de malestar.

El optimismo es necesario, útil y beneficioso. Sin estirarlo hasta lo imposible, en un impuesto positivismo, nos permite mirar con esperanza más allá de lo que pueda estar ocurriendo. Nos ayuda a superarlo y nos protege del malestar haciéndolo más llevadero, pero no eliminándolo.

Resultado de imagen de motivacion deportiva

En Astrea nos gustan las preguntas, y de vez en cuando alguno de nuestros post van en esa dirección: en la de pararse un momento a reflexionar, a ver dónde estamos y a dónde queremos ir. Como siempre, la virtud se encuentra en el término medio, aquel en el que tienen cabida nuestras necesidades y carencias, las frustraciones y emociones negativas que vamos sintiendo cada día, a la par que emplazamos en nuestro horizonte esa mejora, ese cambio que nos permita encontrarnos mejor con nosotros mismos, más a gusto y sentirnos bien. Para ello es necesario que nos demos permiso para sufrir, para sentirnos mal.

*El título de este post, La tiranía del pensamiento positivo, está sacado del libro La cara humana del cáncer, escrito por J. Holland y S. Lewis

Tags: Cáncer, Emociones, Enfermedad, PsicoLibros, Psicología, Psicología Positiva

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies